Recordamos a un clásico de clásicos, hablamos de la Caramañola San Felipe, ese vino que ya tiene mas de 80 años en el mercado y aun hoy se encuentra en la preferencia del público.  

Si debemos hablar de bodegas que están nuestra historia son pocas las que ostentan tanto tiempo de continuidad en el mercado y las que tienen el cariño de la gente y se encuentran en el inconsciente colectivo aun menos.

Todo indica que se tomo de modelo la Cantimplora que utilizaban los soldados Españoles en otra época esta decisión de utilizar un modelo similar la llevo a convertirse en un clásico de todos los tiempos.

En su lanzamiento contenía el San Felipe Blanco, un blend semillón-ugni blanc-chenin blanc. Si lo miramos hoy debemos decir que era una audacia total, envase distinto para un vino nuevo pero blanco.

Según datos de la bodega es uno de los vinos mas vendidos en su segmento con mas de 650 mil cajas pero que no es solo ventas, sino que además de tener muy pocos cambios en su estética ha crecido a 4 versiones en total.

El objetivo principal de la bodega fue destacarse del resto con un envase distinto para mostrar que podían hacer vinos de alta calidad y ser únicos. Viendo el tiempo podemos decir que lo lograron ¿no?

Un hito en la historia de la Caramagnola San Felipe es aquella edición 12 Uvas, (cabernet sauvignon, cabernet franc, malbec, merlot, syrah, bonarda, sangiovese, barbera d’Asti, pinot noir, tempranillo, chardonnay y chenin blanc), presentado en diciembre de 1999 para conmemorar la llegada del nuevo milenio haciendo honor a la tradición española de comer granos de uvas en nochevieja.

No podemos olvidar que la bodega respaldada en el prestigio de la marca San Felipe lanza los Varietales San Felipe, en botellas mas tradicionales digamos, claramente sin dejar de lado el hacer buenos vinos como siempre.

bodega-la-rural-vinos-san-felipe-bcv-primer-portal-de-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

En mi memoria esta muy presente aquella ves que vi por primera ves la Caramagnola San Felipe en el almacén de Pin en mi querido barrio.

Recuerdo que le pregunte a don Pin que era eso y me dijo que eso era un vino que recién traía para ver si lo podía vender, esto a principios de los 80, justo antes de que comenzara el declive de consumo de vino.

Tuve que esperar unos cuantos años para poder destapar una caramañola San Felipe, y fue algo único para mi ya que fue volver a aquel viejo almacén donde admiraba esa botella rara para mí.  

Para concluir me informan que se sigue vendiendo normalmente y en 4 versiones, tinto, blanco, 12 uvas y rose de Malbec.

Dr. Drink.