El whiskey de Bourbon o whiskey borbón es una bebida destilada de la familia de los whiskies exclusiva de los Estados Unidos que se caracteriza por ser ligeramente aromática y de sabor acaramelado.

Según la legislación estadounidense, debe elaborarse a base de maíz, en una concentración entre el 50 y el 70%, porcentaje este más generalizado. Otros ingredientes añadidos son trigo, centeno o cebada malteados.

No existen requerimientos legales para este período mínimo y que el producto final se denomine bourbon, pero para denominarlo straight bourbon debe haber cumplido un envejecimiento mínimo de dos años.

Además, cualquier bourbon con menos de 4 años de envejecimiento debe notificar en la etiqueta el periodo concreto. Por regla general, el bourbon se madura durante un período de 5 años en barricas de roble, las cuales pueden ser nuevas y/o tostadas.

El nombre de la bebida destilada proviene del lugar de Estados Unidos en donde se produce de forma originaria, el condado de Bourbon (Kentucky) que, a su vez, toma su nombre de la Casa de Borbón.

El bourbon puede elaborarse de forma legal en cualquier parte del territorio de Estados Unidos ya que la producción legal no está restringida a los alrededores de Kentucky, a pesar de que la bebida esté muy asociada a las comunidades destiladoras de ese área de la región Sur del país.

Se sabe, por ejemplo, que Illinois llegó a producir más bourbon whiskey que Kentucky, y el bourbon continúa siendo un elemento favorable en la economía de Virginia. En el pasado, ha sido elaborado en Pensilvania, Indiana, Ohio, Tennessee, Misuri y Kansas.

Una resolución del Congreso de EE. UU. realizada en el año 1964 declaró al bourbon como un «producto distintivo de los Estados Unidos» La resolución hizo delegar en la justicia que «se indagaran las agencias apropiadas del Gobierno de Estados Unidos… para que se tomaran las acciones apropiadas para prohibir la importación a Estados Unidos de whiskey designado como «‘Bourbon Whiskey.'».

La designación federal ahora define al «bourbon whiskey» de tal forma que no sólo incluye al «bourbon» producido en los Estados Unidos. ​

En algunos estados corren historias populares acerca del origen del bourbon; una de ellas menciona al posible inventor, que pudo haber sido el ministro y destilador baptista Elijah Craig. Cada condado en Kentucky tiende a nombrar a su personaje más popular como el «verdadero» inventor del bourbon. En realidad no hay un único inventor del producto que haya sido el que haya dado al whysky el sabor que desde el siglo XIX ha llegado a nuestros días.