La bebida espirituosa que reina en Europa, no para de sumar leyendas en torno a su composición y origen

La historia del Jägermeister está basada en una leyenda de un antiguo cazador, Saint Hubertus que durante siglos ha sido el patrón de los cazadores.

De acuerdo con la leyenda, Saint Hubertus fue un cazador salvaje y desenfrenado en su juventud, sin ninguna responsabilidad ni reparo hacia las criaturas que cazaba o capturaba solo por el hecho de matar. Incluso los domingos, día sagrado de la semana, se asentaba en el bosque con su arma y su perro. Un buen día se enfrentó a un gran ciervo blanco que apareció de la oscuridad llevando una cruz iluminada entre sus cuernos. A partir de este día,

Saint Hubertus se convirtió al cristianismo y se dedicó a buenas acciones bajo la bandera del ciervo astado. Murió en el 727 D.C. y fue venerado como santo patrón siglos más tarde.

El ciervo con la cruz se convirtió en el emblema de la marca apoyada por ramas de roble y de pino.

“Forma parte del honor del cazador proteger y preservar su juego, cazar caballerosamente, y honorificar al Creador en sus criaturas”

Este es el poema, traducido del alemán antiguo, que figura en la etiqueta de la botella de Jägermeister.

jagermeister-espirituosas-muestra-beber-comer-viajar-bcv-primer-portal-de-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

El logotipo de Jägermeister, que muestra la cabeza de un ciervo con una cruz cristiana resplandeciente entre los cuernos, es una referencia a las historias de San Huberto y San Eustaquio, santos patronos de los cazadores.

El término fue introducido en Alemania en 1934 en la nueva Reichsjagdgesetz (Ley de cacería del Reich). El término se aplicó a los altos forestales y guardabosques en la administración pública alemana.

Así, cuando el licor fue introducido en 1935, el nombre ya era familiar para los alemanes. Curt Mast, el inventor y destilador original de Jägermeister, era un cazador entusiasta.

Traducido literalmente, Jägermeister significa «maestro de cazadores»,​que combina Jäger (cazador) y Meister (maestro, en el sentido de un profesional experto). Una traducción libre sería supervisor de guarda de caza o del bosque.

En Alemania, a menudo es llamado de forma cómica Leberkleister («pegamento hepático o de hígado», siendo «Leber» hígado y «Kleister» un engrudo).

jagermeister-espirituosas-muestra-beber-comer-viajar-bcv-primer-portal-de-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo-2
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Como dato curioso, Jägermeister fue el licor que revolucionó el fútbol.​

El hecho fue que convirtió al Eintracht Braunschweig alemán, allá por el 1973, en ser el primer equipo tanto en Alemania como en el resto del mundo en llevar un patrocinador en su camiseta. La novedad, imitada por otros equipos de la Bundesliga, es clave para entender este deporte tal y como lo conocemos.

Composición:

El Jägermeister incluye entre su lista de 56 ingredientes, varias frutas, especias y raíces orientales, regaliz, anís, jengibre, bayas de enebro. Estos componentes se muelen y maceran en agua y alcohol durante 2 ó 3 días; esta mezcla después se filtra y se almacena en una barrica de roble durante un año. Pasado este tiempo, se filtra otra vez, se mezcla con azúcar, caramelo y agua, se filtra el licor de nuevo y se embotella.

Aunque el Jägermeister fue originalmente creado como digestivo y un remedio para la tos, durante la Segunda Guerra Mundial, este licor fue suministrado a las tropas alemanas como desinfectante.

Una leyenda urbana afirma que el Jägermeister adquiere su color oscuro debido a que contiene sangre de ciervo o de alce. Pero lo cierto es que esto es solo un mito ya que si realmente llevase sangre, esta se descompondría durante el proceso, arruinando un lote tras otro.

 

jagermeister-espirituosas-edificio-muestra-beber-comer-viajar-bcv-primer-portal-de-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Como dato curioso, Jägermeister fue el licor que revolucionó el fútbol.​

El hecho fue que convirtió al Eintracht Braunschweig alemán, allá por el 1973, en ser el primer equipo tanto en Alemania como en el resto del mundo en llevar un patrocinador en su camiseta. La novedad, imitada por otros equipos de la Bundesliga, es clave para entender este deporte tal y como lo conocemos.

Composición:

El Jägermeister incluye entre su lista de 56 ingredientes, varias frutas, especias y raíces orientales, regaliz, anís, jengibre, bayas de enebro. Estos componentes se muelen y maceran en agua y alcohol durante 2 ó 3 días; esta mezcla después se filtra y se almacena en una barrica de roble durante un año. Pasado este tiempo, se filtra otra vez, se mezcla con azúcar, caramelo y agua, se filtra el licor de nuevo y se embotella.

Aunque el Jägermeister fue originalmente creado como digestivo y un remedio para la tos, durante la Segunda Guerra Mundial, este licor fue suministrado a las tropas alemanas como desinfectante.

Una leyenda urbana afirma que el Jägermeister adquiere su color oscuro debido a que contiene sangre de ciervo o de alce. Pero lo cierto es que esto es solo un mito ya que si realmente llevase sangre, esta se descompondría durante el proceso, arruinando un lote tras otro.

Otras de sus cualidades:

Otras cualidades dignas de mencionar acerca del Jägermeister es su habilidad de hacer a la gente que haga cosas extrañas cuando se bebe más de lo normal, y de no recordar la mayoría de ellas. No necesariamente cosas de las que arrepentirse, pero simplemente cosas que no se harían de normal. Mucha gente apunta estos efectos a los normales del alcohol, pero no es algo que tampoco se haya demostrado.

Teniendo en cuenta que no se conocen algunos de los ingredientes usados en la elaboración del Jägermeister, esto te hace cuestionarte realmente que tipos de hierbas pueden ser capaces de influir en el comportamiento.

La popularidad de esta bebida ha tenido tanta fuerza que a finales de los años 1990 llegó hasta la clase media de los Estados Unidos. Inclusive es común encontrar cócteles hechos a base de este licor; entre ellos figura el Jägerbomb.

Puede mezclarse con bebidas energizantes, tales como el Red Bull (conocida como JägerBomb – Perla Negra) u otros como el RipperMeister mezclado con Monster Energy Ripper (que contiene el 50% de zumo tropical). Sin embargo, según la página oficial, su elaboración ha sido pensada para un consumo sin mezcla alguna.

Es la octava marca de bebidas premium más vendida del mundo. Casi nada.

Pues el Jägermeister es una bebida cargada de mitos y leyendas. Entre ellas, la más extendida es que, si se consume en exceso, uno hace cosas digamos que inhabituales y luego no se acuerda de nada. Podéis encontrar incluso una página de Facebook de la ASOCIACION DE VÍCTIMAS DEL JÄGERMEISTER, que parece probar esta cualidad de la bebida. Se dice que, como el licor lleva 56 hierbas diferentes, puede que haya alguna que provoque esto…