Viajar es un placer, pero hacerlo de una manera que no sea responsable con el medioambiente termina convirtiéndose en una pesadilla para el planeta.

Según cálculos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el año pasado las malas prácticas de viajeros y operadores generaron daños por cerca de US$50.000 millones.

Además del impacto del vertiginoso desarrollo hotelero, en cuanto al uso que demandan de recursos naturales como el agua y la energía, se suma la proliferación de aerolíneas y nuevas rutas. Un gran porcentaje de las compañías aéreas son conscientes de las necesidades de desarrollar tecnologías que disminuyan la generación de emisiones, sin embargo, de acuerdo con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la Unión Europea, esta industria aporta alrededor del 5% de las emisiones de CO2 que se generan en el mundo, y en 50 años esta cifra podría multiplicarse por tres.

Teniendo en cuenta que sólo el año pasado se movilizaron más de 1.000 millones de viajeros, vale la pena invitar a reflexionar sobre la manera como se están recorriendo los fascinantes parajes que esconde la Tierra y que cada vez resultan menos inasequibles por cuenta de la creatividad y el asombroso desarrollo del sector turístico.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha reconocido una sensibilización del turista por aspectos ambientales. Este factor va más allá de la diversificación motivacional, es una valoración incluida dentro de las grandes tendencias del mundo actual. No solamente hay un conjunto de tipos de turismo específicos de base ambiental, sino que cualquier actividad turística tiene que considerar su aspecto ambiental. Desde esta perspectiva podemos distinguir cuatro maneras distintas de intervenir el ambiente en la oferta turística

turismo-viajeros-beber-comer-viajar-portal-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn
turismo-viajeros-beber-comer-viajar-portal-gastronomia-bebidas-y-turismo-de-misiones-al-mundo
  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

1)   Como motivación exclusiva, lo que ha dado el ecoturismo o turismo de la naturaleza.

2)   Teniendo en cuenta el ambiente, como principal factor, pero no único. Ejemplo de esto es el turismo rural, incluyendo en este caso el concepto ambiental desde la antropología.

3)  Cuando el aspecto ambiental tiene el carácter complementario. Aquí, el entorno se convierte en un espectáculo, con una duración y un entorno limitado (parques temáticos, delfinarios, acuarios), etc.

4)  Cuando el ambiente entraría formando parte, de algún modo, de los productos y servicios concretos. Hoteles con energía alternativa, restaurantes con productos ecológicos, transportes no contaminantes, etc.

Al tomar como punto de partida la noción de conciencia turística centrada en la comunidad local, e incorporar la dimensión ambiental, la concientización resulta como el conjunto de acciones que tienen por objetivo el empoderamiento de los actores locales involucrados en la actividad turística, incluyendo a la comunidad receptora, a fin de que puedan participar en la construcción colectiva del modelo de desarrollo que rige el destino turístico. Los beneficios particulares esperados de la concientización turística y ambiental incluyen:

 

  • facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn